26 ene. 2012

Ernesto Snajer - Pablo Ramos en Café Vinilo

En un año que pinta mal, porque a pesar de ser el de más logros como escritor y el que más cosas tentadoras tiene en su almanaque, me siento solo y verdaderamente abrumado de tristeza. Toco, o leo, bueno, lo que sea, frente a una de las personas más importantes de mi vida: el Chino Snajer.

 
El concierto estará dividido en dos partes. En la primera, Snajer hará un set solo, tocando con distintas guitarras temas propios y arreglos de clásicos (Nada, Barro tal vez, Soledad, Chacarera de las piedras).
En la segunda parte, el invitado especial, Pablo Ramos leerá cuentos y textos inéditos musicalizados por Snajer. También contará historias y juntos interpretarán temas pertenecientes al disco que editaron en 2008, “Simple”

Ernesto Snajer- Pablo Ramos
Martes 31 de enero, 21hs
Lugar: Café Vinilo
Dónde queda: Gorriti 3780 (Entre Salguero y Bulnes) - Palermo
Valor de la entrada: $35
myspace.com/ernestosnajer

11 ene. 2012

Un texto viejo encontrado en un cd

Cuarenta (40)

            Viernes a la noche. Cocina de mi casa. Mi hijo mayor (dos semanas para los 16), un amigo de San Juan (18), mi negrita (un mes para los 28) y yo (pasé hace diez días los 40). Comemos pollo a la sal. Estoy entusiasmado con tenerlos en mi mesa, con que mi hijo se sienta cómodo, hasta seducido por mi novia a la cual acabo de presentarle. El entusiasmo y la alegría le dan rienda suelta al payasito y, poco a poco, pierdo el sentido de la ubicación, la noción de límite. Yo soy así: la alegría, al igual que la tristeza, me pone eufórico. Me convierte en un hablador compulsivo: hablo y hablo, digo muchas cosas de las cuales después me arrepiento. Hiperquinético y absurdo, hago las cosas con torpeza, me quemo, me golpeo el dedo chiquito del pie. ¿Es que también puede haber una felicidad para vos, Pablo? Es la peor pregunta del mundo, me aterra, pero estoy bien, el momento es perfecto, mañana voy a buscar a mi hijo menor. Dos mujeres - dos hijos: parece regla de tres simple. Nada más complicado.

            Pienso en cualquier cosa menos en que tengo una pata de pollo en la mano y que trato, peligrosamente, de roer el hueso. De golpe le clavo las dos paletas para partirlo y como se resiste muerdo más fuerte. Catástrofe. Una de las paletas se me parte en un montón de pedazos. Siento los pedazos en la boca y no lo puedo creer. Mi novia ahí, mi hijo (que no deja pasar una) ahí, mi amigo ahí. Cinco años atrás del amor de esta mujer y ahora me viene a fallar la paleta, o el cerebro porque ¿en qué estaba pensando? Antes destapaba las cervezas con la boca, ahora los dientes me estallan como si fueran de vidrio. ¿Qué hago? ¿Qué digo? Trago. Toco con la lengua: no es el diente, es la corona de porcelana. Peor: quinientos pesos. No tengo un mango, me voy a tener que poner un cacho de madera, o un chicle. La puta madre. Estoy por llorar, quiero llorar, voy a llorar.

─¿Te pasa algo amor? ─me pregunta ella, corazón de mi corazón, dulce luz de mis ojos ocultos. ¿Qué carajo le digo?

─Me rompí un diente con el hueso.

─Ay ─gesto de impresión de mi amigo, sonrisa tipo Patán de mi hijo.

─¿Te duele, amor? Mostrame ─(es divina) si le muestro la pierdo.

─No me duele… en realidad es una corona, pero es la del frente, me da vergüenza.

─No seas tonto, amor, mostrame.

─Dale pa, total sos feo con diente o sin diente.

Pienso que no. Mejor salgo corriendo, voy al dentista ahora mismo, ¿me aceptará un poema en parte de pago?

─Mostrame a mí, no seas exagerado ─dice mi amigo.

   Abro la boca. Le muestro a todos.

─Tenía razón viejo, sin diente da vergüenza.

─A mí no me importa amor, ¿te duele?

   Después dicen pobrecito, uno por uno, ella también.

─De acá hasta que te mueras te conviene comer puré ─me dice mi hijo y creo que se está pasando de la raya. Pero no se lo puedo decir, pienso que sería la confirmación que él necesita para mandarme al geriátrico y quedarse con mi casa, mi guitarra y mi novia (ella le lleva a él menos que yo a ella).
    Me levanto y voy al baño. Sonrío al espejo. Es horrible. Dios mío. Mis hijos son tan lindos, mi amigo es tan lindo. Y mi novia, Joínha de mi corazón, sos tan linda. No sonrío más: adiós sonrisa. No como más: adiós comida, adiós. Mejor me pongo a escribir. Tengo que juntar para el diente. Tengo que sobrevivir a la senectud, tengo que llegar a fin de mes. Tengo 40.

6 ene. 2012

Oportunidad de ver a Ernesto Snajer íntimo

Ernesto Snajer Duos
                               
Mi hermano, el guitarrista y compositor Ernesto Snajer, tendrá la oportunidad de compartir música a duo, con invitados muy especiales.

Un ciclo que empieza este domingo 8 de enero a las 21 hs en Café Vinilo (Gorriti 3780) del barrio de Palermo.

Los conciertos estarán divididos en dos partes.
En la primera parte, Snajer hará un set solo, tocando con distintas guitarras temas, propios y arreglos de clásicos (Nada, Barro tal vez, Soledad, Chacarera de las piedras). Y les aseguro que van a oís otra dimensión, la profunda dimensión del alma de esas melodías. Es algo que sólo Ernesto logra en guitarra. Algo increíble.
En la segunda parte, el invitado es el encargado de elegir la música, es decir, el repertorio será especialmente preparado para cada show.
Lo que vale decir que cada domingo es OTRO concierto. 
Este domingo: la cantante Luvi Torres
No se lo pierdan. 

1 ene. 2012

Teilhard de Chardín (1881-1955)

Desplazar un objeto hacia atrás en el Pasado equivale a reducirlo a sus elementos más simples. Recorridas tan lejos como sea posible en la dirección de sus orígenes, las últimas fibras del compuesto humano van a confundirse ante nuestros ojos con la trama misma del Universo. 
 La trama del Universo: este residuo último de los análisis cada día más profundos de la Ciencia... Yo no he desarrollado mediante ella, para saberlo describir de una manera digna, este contacto directo y familiar que establece la gran diferencia que existe entre el hombre que ha leído y el que ha experimentado. Y sé también el peligro que presenta el uso, como materiales de una construcción que uno quisiera duradera, de aquellas hipótesis que, dentro de la opinión misma de quienes las lanzan, no pueden durar más que una mañana.
     En su mayoría, las representaciones actualmente admitidas del átomo son, en manos del sabio, un simple medio gráfico y transitorio de realizar la agrupación y de comprobar la no contradicción de los "efectos" cada día más numerosos puestos de manifiesto par la Materia, efectos muchos de ellos que no tienen aún, por otra parte, ninguna prolongación visible en el Hombre.
     Naturalista más que físico, evitaré naturalmente el extenderme y apoyarme indebidamente sobre estas arquitecturas tan complicadas y tan frágiles
      Como contrapeso, bajo la variedad de las teorías que cabalgan unas sobre otras, nace un cierto número de caracteres que reaparecen obligatoriamente en cualquiera de las explicaciones propuestas para el Universo. De esta "imposición" definitiva, en la medida en que expresa las condiciones inherentes a toda transformación natural, incluso viva, es de la que debe partir necesariamente y de la que puede hablar decorosamente el naturalista comprometido en un estudio general del fenómeno humano.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
     La trama de las cosas tangibles, observada desde este ángulo particular y tomada inicialmente en su estado elemental (entiendo por ello en un momento, en un punto y en un volumen cualquiera), se revela ante nosotros, con una insistencia creciente, como radicalmente particular esencialmente aglutinada no obstante y, en fin, prodigiosamente activa.                                                                                                                                 
   Pluralidad, unidad, energía. He aquí las tres caras de la Materia.