27 oct. 2011

Astiz, Acosta y Cavallo: en cana para siempre.

Dan asco. 
Espero que por el bien de los presos comunes, ustedes estén aparte. que sólo los dejen mezclarse para hacerles de novias a los respectivos capos de los pabellones a los cuales los manden a pudrirse. 
La sociedad se va sanando de a poco, el pueblo argentino, hace rato ya, que puede caminar con la cabeza en alto.
Fuerza a todos los familiares y amigos de desaparecidos, fuerza a todos nosotros, sigamos unidos, sigamos en este modelo de Justicia Social.
Les dejo una imagen que saqué de internet.
Abrazo a todos, pablo.





2 comentarios:

Miguel Semán dijo...

Para ciertos delitos de lesa humanidad además de la prisión perpetua habría que prever como pena accesoria la prohibición del uso de los símbolos patrios. Astiz acomodándose la escarapela en la solapa hace pensar en un violador desarrugando el vestido de su víctima.

Gabriela dijo...

El sueño más soñado de tantos!

Otro motivo para festejar!