25 sept. 2011

Charla en público con Federico Bianchini

Los que pueden venir, vengan. Él, además de ser un querido amigo, es un notable periodista.



1 comentario:

Carlos Tábano dijo...

Pablo: no leí ninguno de tus libros, como tampoco leí los libros de muchos otros, pero ayer en la Fundación Williams me creaste la necesidad de dar con tu ley de la ferocidad, aunque pero desde hace muchos años vivo en una sociedad donde esa ley está muy presente: la ley de la selva, le dicen.
Sos un nudista de alma entera. Mostraste tus debilidades, tus traumas, tus obsesiones, tus delirios, tus zonas oscuras, y eso vale más que saber escribir, porque es saber vivir. Desde que soy ateo no puedo decirte que dios o Dios te bendiga, pero sí puedo rogarle a tu dios o Dios que te condene a seguir viviendo en esa hoguera que te da vida y que ninguna silla te invite a parar.