30 ago. 2011

El día en que Leonardo Favio escupió sobre los Cannes y los Oscar

En defensa del arte nacional y bancando a Valeria Bertuccelli a full... les recuerdo algo que seguro debe saber todo el mundo.
 
En Madrid, el 21 de enero de 1994, tras haber recibido el premio Goya  por Gatica, el mono. Favio renuncia su postulación como mejor película extranjera en los premios Oscar.
   “Este hombre que ustedes están viendo es un genio”, dijo José Sacristán, en  en el momento de entregarle dicho premio.  Favio dice sólo esto:
Me alegra haber ganado, porque siendo éste el premio más importante de habla hispana, me va a permitir sensibilizar a los legisladores para que aprueben la ley de cine que está esperando en los cajones desde hace dos años”
     De regreso a Buenos Aires el lunes 24 ya el miércoles 26 era tapa de los diarios. En una carta dirigida al secretario de Cultura, solicitaba que su película ganadora del Goya fuera retirada de la competencia del Oscar al mejor film hablado en idioma extranjero. Según él mismo explicó, se había propuesto sacudir la modorra de los legisladores respecto de la sanción de la ley de cine, con el siguiente texto (Las mayúsculas pertenecen al original de la carta firmada por Favio, yo otra vez cedí a la tentación cabecita negra de resaltar)
"Progresiva, silenciosamente, nuestro país se ha transformado en territorio extranjero para la explotación cinematográfica. En nuestro
país -POR EXIGENCIA DE EE.UU.- se decidió hace décadas que las PELÍCULAS NORTEAMERICANAS, como producto industrial, INGRESEN SIN CARGO EN NUESTRO TERRITORIO. Es el ÚNICO PRODUCTO ingresado desde el exterior QUE NO PAGA RECARGO. A cambio de ello, una ley grava la exhibición de toda película que se exhiba en la Argentina para que nuestra industria pueda existir. Pero esta ley, al igual que la industria que sustenta, se transformó, a raíz de los avances tecnológicos, en una ficción más, ya que las salas cinematográficas han ido desapareciendo, llegando en la actualidad a unas doscientas aproximadamente en todo el territorio de la República. La exhibición se trasladó, entonces, a los videos y la televisión, modificando el método de exhibición, pero no la ley. Sin embargo, los nuevos canales de exhibición se empeñan en desconocer esto último. Frente a este nuevo paisaje, comisiones de cineastas recurrimos en reiteradas oportunidades a largas e inútiles reuniones con legisladores, quienes oían sin escuchar la grave situación que les planteábamos. Agotada esta instancia, el Señor Director del Instituto Nacional de Cinematografía, doctor Guido Parisier, informó al Señor Presidente, doctor Carlos Menem, sobre la angustiosa situación de nuestra industria. El Señor Presidente, en resguardo de ese ámbito de la cultura, firmó el decreto 2736/91 y luego el 949/92, con lo que solucionaba definitivamente y dentro de la normativa de la ley 17.741 la nutrición del fondo de fomento cinematográfico que maneja el Instituto Nacional de Cinematografía.
A más de dos años de la decisión del Señor Presidente, el Congreso no trata la cuestión. El Poder Legislativo continúa indiferente ante la agonía de esta importante expresión de nuestra cultura. Nuestro cine muere. ¿Qué podemos hacer para sacudir esta indiferencia de nuestros representantes? Amo el cine. El cine merece ser amado.
Los países líderes y aquellos que tienen vocación protagónica velan celosamente por su cinematografía. No existe el liderazgo ni el protagonismo sin una cinematografía fuerte. El cine es una presencia ubicua que -en la vanguardia de un mundo competitivo- fortifica la identidad de las nacionalidades. EL CINE NOS NARRA, LE CUENTA AL MUNDO COMO SOMOS. Es un medio formidable en la conquista de prestigio y en la elaboración de una imagen positiva. En suma, el cine no se agota -ni mucho menos- en su perfil puramente comercial, ajeno a estas reflexiones. Ante este panorama, no es suficiente con la sola verbalización de la protesta justa. Además debemos actuar, debemos sacrificar "halagos y gratificaciones" que comienzan por enervar la energía creadora y las fuerzas morales que vertebran las conductas.
Con este criterio rechacé sistemáticamente las invitaciones que me cursaron de distintos festivales (Cannes, San Sebastián, etc.) para participar con mi película Gatica. Pero cuando las entidades que agrupan el quehacer cinematográfico argentino decidieron que Gatica nos representara ante la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, acepté la responsabilidad por encontrar allí un espacio cultural importante, alejado de frivolidades, desde donde hacer oír nuestra protesta y, si teníamos suerte, intentar con ello sacudir la modorra de nuestros legisladores en lo referente al tema que nos preocupa. Bien, tuvimos suerte, encontramos ese espacio, pero hoy siento que no alcanzará para reclamar nuestra razón. ¿Qué hacemos entonces?
Creo, como hombre de cine, como hombre de la cultura argentina que ha sido honrado por sus pares de la industria y la creatividad con la designación de mi película Gatica, el Mono como representante de nuestro país para la elección de los "Oscar 1994", que debo renunciar. DEBO RENUNCIAR A CONCURRIR CON "GATICA" A LA ALTERNATIVA ANUAL DE LA ACADEMIA DE ARTES Y CIENCIAS CINEMATOGRÁFICAS DE HOLLYWOOD 1994.
Creo que esta renuncia será una forma eficaz de golpear las puertas de nuestros parlamentarios; de esclarecer a la opinión pública; de convocar a la comunidad cultural argentina, para estar a la altura de los desafíos, en coherente continuidad con el camino trazado por los obreros, los técnicos, los actores, los escritores, los músicos, los productores y directores a lo largo de la historia del cine nacional.
LE RUEGO, ENTONCES RETIRAR MI FILM "GATICA, EL, MONO" COMO REPRESENTANTE DE NUESTRO PAÍS DE LA ALTERNATIVA ANUAL DE LA ACADEMIA DE ARTES Y CIENCIAS CINEMATOGRÁFICAS DE HOLLYWOOD 1994". 
  
Posdata, hermanos. El presidente Carlos Menem convocó al congreso a sesiones extraordinarias a partir del 10 de febrero de 1994 e incluyó la ley de cine en la lista de temas a tratar. la ley fue aprobada por la Cámara de Diputados el 11 de mayo. El 28 de septiembre la aprobó la Cámara de Senadores y fue promulgada por el Poder Ejecutivo el 17 de octubre.
Qué lindo día ¿no?
¡¡Y ahora la LEY DE MEDIOS!!
¡¡Vamos argentos!!
Diría el mono: "Sí señor, a mí se me respeta.. VIVA PERÓN CARAJO!!!!!!!!!!!!!!!"

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que grande Favio, el Maradona del cine argentino. Nazareno Cruz y el Lobo, el Dependiente, Gattica son tres peliculas impresionantes. La academia lo trataba de grasa. Pero todos sabian perfectamente que Favio era el mejor director de la historia del cine argentino. El unico que invento un lenguaje propio sin copiar los modelos del cine de autor europeo. Gracias Pablo por el Post. Para mi siempre tu obra estuvo vinculada secretamente con la de Favio.
Son dos grandes.

Un abrazo grande.

Santi

Anónimo dijo...

Te pego una nota que SALIÓ HOY en Infobae:El Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales resolvió que las películas extranjeras paguen una tasa por la cantidad de salas en que serán exhibidas. Con esta medida se busca evitar que las obras foráneas ocupen todas las plazas y garantizar espacios para las locales



La presidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), Liliana Mazure, resolvió en el día de hoy, a través de la resolución 2114/2011 publicada en el Boletín Oficial, que se cobre un arancel a los filmes extranjeros que se exhiban en la Argentina para alentar la producción local.

A partir de esta medida, a las películas foráneas que se proyecten en hasta 40 salas de la Ciudad de Buenos Aires y el gran Buenos Aires se les cobrará un valor equivalente a 300 entradas. En tanto, cuando el filme alcance las 120 pantallas, el gravamen será por el equivalente a 1.200 tickets.

Llegado el caso de que la exhibición supere las 120 salas, la tasa aumentará a 2.400 entradas, mientras que si sobrepasa las 160 pantallas se cobrará un equivalente a 6.000. Por último, si la exhibición supera esa cifra, el filme extranjero deberá pagar el equivalente a 12.000 entradas de cine.

En tanto, para el resto del país se cobrará la mitad de la tasa para la misma cantidad de cines. Así, una película exhibida en hasta 40 pantallas deberá pagar el equivalente a 150 tickets, mientras que una que llegue a más de 160 salas abonará 6.000 entradas.
Juan

Nahuel dijo...

Aguante la Bertuccelli!!, mina talentosa si las hay. Le pasó el trapo al frívolo Repetto. Después derrochó calidad artística y talento en TVR.
Hermosa mujer, una joyita argenta.

Nahuel Aciar

Maricel Borghelli dijo...

Pablo relei despues de unos años El origen de la tristeza, y me encanto otra vez. Fuiste de esos autores que te quedas con ganas de volver a leer, asi con esas ganas encontre tu blog, coincidiendo 100% el lo que DECIS pensar. sin tantas vueltas sos de esos autores que te cargas al hombro.. pelás bandera.. bancas.. mas despues de ese libro. El origen de mi tristeza empezo cuando cai que eras bastante una mentira. Me enteré que ese libro es el primero de una triologia y me re entusiasme con "comerme" los otros 2 libros. Pero tengo que invertir (si es una inversion) casi $200.. nahhh lo lamento en el alma pero NO puedo darme el lujo de pagar eso. ¿acaso es a beneficio de alguna fundacion/comedor/causa y no me entere? ¿donde quedo tanta rebeldia? no se si es tu culpa pero evidentemente no hiciste nada para cambiar ese precio, lo permitiste, ¿por que predicas lo que realmente no sos?. Si consigo quien me preste los ejemplares podre leer la historia de Gabriel... pero si no lo consigo no importa Pablo.. la historia de Gabriel me la invento yo.. lastima que no voy poder evitar borrar la mentira del autor. Quizas termine Gabriel postulandose para intendente en el partido mas Conservador... pero sinceramente espero que no. Mas alla de eso felicitaciones como autor lastima que no pueda llegar la obra a quien mas lo disfrutarian. Saludos

Pablo Ramos dijo...

MARICEL,lástima que antes de tanto juicio no me pidieras los libros. No, no puedo hacer nada con el precio, aunque me parece barato. Seguro comiendo parrillada te sale más caro.
Pero bueno, te los regalo, querida, o te mando, como les mandé a muchos el pdf, corriendo el riesgo d ser demandado por la editorial.
No me conmueve que no puedas comprar libros. Tu posición es de plena impunidad.

Maricel Borghelli dijo...

conmoverte? no, pablo para nada.. es un orgullo estar de este lado. un asado se comparte.. ponele entre 10 con birra y todo.. 35 pesos por cabeza. Pero en algo tenes razon. Entre 3 o 4 se compran los libros, y nos turnamos pa leerlo. Ya consegui a uno... voy por 2 mas!. Te pido perdon por el "juicio" digamos que te meti muchas mas fichas de las que debia. Olvidate me fui de boca...

Anónimo dijo...

aca la biblioteca del rioba por ahi tb sirve para pegar algun librito, aca en mi querido barrio esta la trilogia je.