28 jun. 2010

Intermezzo Sarlanga para los pibes de mi barrio

Escucharán por ahí:
que ayer se jugó mal, y es verdad
que el primero de Carlitos fue orsái, y es verdad
que con el segundo rompió el arco, y es verdad

que el Pipita en el área es un tiburón en una pecera
bueno, eso lo escucharían en Sarandí
si estuviera vivo Sarlanga

Escucharán por ahí:
que no merecimos tanto, y tal vez sea
verdad
que México no mereció tan poco, y esa es una enorme verdad
que si no huibieran cobrado el primero....

pero Sarlanga diría: y..sí, si la abuela tuviera huevos, sería el abuelo ¿no?.

Escuchrán por ahí:
No jugamos contra nadie
Corea era malo, Grecia era peor y Nigeria ni te cuento
pero cuando jueguen contra otros
y los otros ganen, a veces con las mismas penas que ganamos nosotros
escucharán que lo de ellos fue una  hazaña.

Sarlanga diría. limpiate las lagañas, querido.

Queridos pibes de mi barrio:
por favor NO SE DROGUEN
NO TOMEN ALCOHOL
porque al Diego, que ustedes quieren tanto, le hizo mal
muy mal
a todos nos hizo mal

no se droguen por favor
pero sobre todo, y esto es lo más importante
no odien lo que son
ni se arrepientan de lo que han hecho sólo de palabra
hagan algo diferente

si se drogaron
lo ven a Totti
o a mi querido hermano Gavilán
ellos los van a ayudar
los van a llevar a los grupos correctos

Odiar lo que son, eso no tiene arreglo
fíjensé en los que se fueron, los que hablan desde el exterior
los que piensan que afuera es mejor
que en Europa o en Norte América
las personas
son mejores

Es importante que sepan que
los argentinos
no sólo somos
drogadictos
fanfarrones
candidatos AHORA
perdedores ANTES
ladrones piqueteros corruptos
y no sé cuanta cosa que pueden llegar a escuchar
revélense contra eso

Los argentinos
somos también
personas talentosas y  extraordinarias
inmensamente humanas
con un enorme sentido del amor y la justicia
con un gran destino que debemos volver a tomar
en nuestras
manos

y lo estamos haciendo
desde un tiempo a esta parte

No somos antiéticos (busquen la palabra "ética" en un diccionario, queridos chiquitos míos. Sin las comillas, no sean burros, carajo)
es una palabra muy importante

Sepan que:
No saludar al rival, como hizo el técnico de Francia, no es ético
traicionar boconeando, como los jugadores de Francia, no es ético
hacer un gol en Orsái o con la mano, no es ético.
No avisarle a juez que la pelota picó un metro adentro del arco, no es ético
Simular un penal y meterlo como Alemania en la final del 1990, no es ético
etc etc etc (manden 7 ejemplos de cosas no éticas y les regalo dos de muza y una coca en
Los Tres Ases)

Pero mucho menos ético, diretamente INMORAL (a buscar la palabra "Moral")
es ser un pais IMPERIALISTA Y RACISTA como Inglaterra
que derrama hoy millones de litros de petróleo al mar en el Golfo de México
y le hace más daño que un gol injusto
aunque de eso se hable bastante poco
en estos días de mundial

mucho menos ético es
mientras tu país (Inglaterra) contamina el mundo
tomar el té a las cinco en punto
sin hacerte el Hara Kiri
en un palacio de mierda
con esa reina miserable y repugnante que tienen

Inmoral, repugnantemente inmoral es:
la guerra de Bush que continúa Obama contra los niños y mujeres de medio oriente
la tortura legalizada en Israel
la derecha francesa y su odio a los negros
la mafia
las dictaduras militares excepto cuando son DICTADURAS DEL PROLETARIADO
(busquen eso por favor, también)
la exclusión social es INMORAL
la servidumbre (que toda la clase media-alta del mundo llamará "la señora que limpia" en mil idiomas diferentes)

INMORAL
es
la deuda externa
que asesina niños por una ganancia estrecha
por unas monedas miserables que se gastan en autos lujosos
o en quesos que huelen a mierda
o en viajes en barco y ensalada de ostras y caviar
en champán
cho ri pan
chin chu lin
o tai chi chuan

perfumes, alhajas
cirujías estéticas

y que nos hacen creer que sólo nosotros debemos
(pero por ejemplo mi adorada Berlin debe el doble que todo Argentina, y no lo paga tan caro)


No justifico las cosa malas con esto
queridos
sólo les digo a ustedes, mis chicos, mis pibes de Sarandí
que yo también me drogué
y les pido disculpas
ya que ahora les dejé
EL ORIGEN DE LA TRISTEZA y EL SUEÑO DE LOS MURCIELAGOS
les dejé algo
por favor léanlo
es de ustedes y para ustedes
y por eso me siento con derecho y les pido
que no lo hagan
(NO SE DROGUEN, no sean boludos)

ustedes
mis hijos queridos
hijos de mis amigos
de mis hermanos
sangre de mi sangre cada uno de ustedes

ustedes que son fuertes
que juegan muy bien al fútbol
(no tan bien como yo, eso sí)
que le pintan la cara a cualquiera
en cualquier cancha

y escuchen lo que escuchen
en estos días
si es malo:
no hagan caso
YO ESTOY FELIZ
y ustedes tienen que estar igual

porque Diego nació en Fiorito (cerca de Avellaneda)
y el Kun Aguero, ahí nomás, en casa,
atrás del cementerio
en Villa Corina

Y llegaron lejos
y están cumpliendo con nosotros

para mí
YA CUMPLIERON

DISFRUTEN de La pulga
que viste celeste y blanca y no la que los europeos quieren que vista
esa sólo la viste por plata
(a mí para estar acá tambien me tuvieron que garpar)

Ah, y si ven a un tal  LAVOLPE
(es un gris arquero que casi nunca en la vida atajó
que se mudó a México y "formó una familia" y tiene nietos e hijos méexicanos, gracias a Dios
todos sanos y ninguno se droga ni se va a drogar nunca)
lo saludan de mi parte
Pablo Ramos
escritor
DNI 17930445
él les va a decir
"Yo puedo caminar tranquilo por la calle"

Cuando se  los diga
ustedes me llaman a mí, al celular
se lo piden a mi vieja
Magán y Belgrano
Señora Nené
y lo invitamos juntos a caminar
un domingo a la tarde 
por La Boca

"Se va a tener que poner un calzoncillo de lata"  diría Sarlanga

Pero Sarlanguita se murió
una lástima, era un tipo muy inteligente

No se mueran ustedes
queridos míos
Vamos LOS PIBES
los de Betito que Dios lo tenga en el cielo también
(cómo se mueren los nuestros ¿no? tantos, tan jovenes, puf)
basta
festejen que el Diego es nuestro

y LAVOLPE es un buen ejemplo
de que
por suerte, queridos,
a veces también exportamos boludos
no vaya a ser cosa que se queden todos adentro

VAMOS ARGENTINA
VAMOS MESSI
VAMOS DIEGO

desde Berlin, corresponsal, Pablo Ramos
(alias Jesús, alias, Locura, para los de Avellaneda)

16 jun. 2010

Cuando se pierde la gracia I

Primera entrega: los que vamos de Feria

A poco tiempo de terminar mi beca en Alemania (beca que no me “comí” solo, que compartí con mis hijos, con una amiga en particular, y con algunos muchos amigos en general −hablo de tiempo, estadía y dinero−. O sea, beca que traté de repartir y que traté de aprovechar ya que terminé lo que vine a hacer y empecé muchas otras cosas, entre ellas este blog) estoy por organizar mi vuelta a Buenos Aires. Frente a la inminencia de volver al lugar que, tal vez, más amo en el mundo y que no pocas veces odio también, surge dentro de mí, como la lava de un volcán ante los movimientos interiores de la tierra, una necesidad imperiosa: salir de acá.
          Yo soy así, desde el momento en que espiritualmente dejo de estar en un lugar, no puedo soportarlo ni un segundo. Y mi cabeza y mi corazón ya se tomaron el olivo unos veinte días antes de que mi cuerpo se tome al avión. Fecha de llegada (si Dios quiere) 8 de Julio, hora estimada arribo a Ezeiza 19:05 hs. :-) 
          Y la verdad es que en este estado de euforia es que quiero hablarles a ustedes, para empezar  a liberar presión, para empezar, como diría mi abuelo, a “irme yendo definitivamente” de Europa, un continente que poco y nada me cautiva. Y en esta especie de crónica de un iniciado a la que se me ocurrió llamar Cuando se pierde la gracia iré, entrega por entrega, relatando algunas de las cosas prometidas tiempo atrás. Y otras que descubrí buceando cada vez más profundo en este “mundito cultural globalizado”, sobre todo de mi experiencia en esta especie de internacional literaria y musical (únicas manifestaciones artísticas que me interesan todavía un poco, cuando me interesan) que he vivido de manera caótica pero cauta.
          Estas entregas van dirigidas, sobre todo, a las personas que vibran en la misma cuerda que yo. Que no son muchas, lo sé, pero que tampoco son pocas, para nada. Muy especialmente van dirigidas a muchos de ustedes que son buenos escritores, deseando ser publicados por primera o segunda o décima vez (da lo mismo) que sienten, tal vez, que se están quedando afuera del “gran momento argentino” alias Frankfurt 2010. Y a los que han quedado adentro y estén descorchando sidra, también, ¿por qué no? Pero quiero centrar un poquito más mi atención en aquellos que esten ahora remordiéndose el labio inferior, diciendo para sus adentros “Publican esta mierda, traducen a este imbécil, y a mí que le puse el alma a este texto no me dan ni pelota, ni acá, ni en Frankfurt 2023”
         Traquilos queridos, ustedes no están locos, si  ese fuera el caso, y tampoco deben esperar peras del olmo:  acá, en Europa, igual que allá, en América, igual que en el puto mundo entero, se premia y se publica cualquier cosa. Como diría la vieja Barrios, asistente de Spinetta: "Te lo digo en 4 palabras, Luí: Cual-quier-co-sa". Pero ojo, cualquier cosa quiere decir que, de vez en cuando, también la embocan. Pero de vez en cuando nomás. Y Frankfurt 2010 será como las ediciones anteriores:  una feria de mercaderes y escúteres donde no se venden libros, sino sinopsis de libros, como pescado que se esta pudriendo en el frízer.
"Sinopsis de libros” no es una metáfora. Acá la cosa funciona así. Mi agente, M.S., que es alemán (aunque muy aporteñado ya desde hace tiempo) me lo contó. Él alquila una minúscula plaza en Frankfurt: un asiento en una mesa larga y superpoblada (tipo redacción diario Crítica pero menos cómoda) con una frecuencia wi-fi donde cuelga su mini computadora y hasta puede darse el lujo de enchufarla. Eso y punto.
Por supuesto la plaza frente al él está libre para recibir al posible cliente: otro agente igual que él, un editor, un escritor, lo que fuera. 

Me gustaría ejemplificar cómo son esas reuniones relámpago basándome en lo que M.S. me contó. Lo mejor va a ser dramatizarlo:

TELÓN

(Ruido infernal tipo vuvuzela sudafricana, pero es murmullo cultural, ojo. Llega el X empleado de una X editorial alemana (a partir de ahora X de X) y se sienta frente a M.S. Este podría ser el diálogo:)

−Buenos días –dice M.S.

−Buenos días –contesta X de X.

−¿Te cuento lo que tengo? –pregunta M.S.

−No, te cuento lo que busco –interrumpe X de X.−: fútbol, policial, y algo de desaparecidos.

−Tengo a NN, un escritor joven, publicó un cuento en EE UU en una revista que fundó Marlon Brando una tarde en que una mala cocaína lo llenó de gases. Es la historia de Juan Pelotas, que en realidad se llamaba Ricardo Zarpado y que de tanto ir a buscar drogas a la villa, por supuesto en la época de la dictadura, se le ocurrió hacer desaparecer al puntero y quedarse con el toco. Bueno, al final lo descubren y lo dejan en pampa y la vía. A partir de ese momento se llama Juan Pelotas, que en argentino quiere decir “El Don Nadie”

−Es interesante –dice X de X mirando el reloj− ¿tiene una abuela voladora, o algo de magia tipo García Márquez?

−No –dice desilusionado M.S.−, pero creo que tampoco tiene escrúpulos, así que si le decimos que la meta la mete. Hasta es capaz de volar él por una publicación.

−O.K. mandamelá a esta dirección.
Cambian tarjetas. X de X está por salir pero mira serio a M.S. y esté, rápido, aprovecha.

−Hay algo que tenés que leer, es otro escritor, mi mejor escritor, algo serio −dice iluiosnado M.S.

−Si escribe frases como Paulo Cohelo, si tiene la habilidad de comparar el fútbol con la vida, mandameló, estamos cerrando una antología del aforismo latinoamericano.

−Ok, veo, te mando todo −cierra M.S. y estira la mano con su tarjeta−. Llévese otra, por las dudas −dice.

−Auf Wiedersehen.

−Auf Wiedersehen (que quiere decir Adiós).
M.S. y todos los agentes, y X de X y todos los editores, se dedican a esto durante siete días con una frecuencia diaria de una visita cada veinte minutos, parando para comer, en medio de una multitud y a lo largo de las seis horas de jornada ferial. El problema no es de M.S., más vale, yo quiero que mi agente sea así, que se mate en esas ferias tratando de conseguirme el tan devaluado pero aún impresionante Euro de cada día, que me tenga a mí y trate de venderme aunque venda también al inescrupuloso y audaz NN. Una de cal y otra de arena, espero.
          Pero lo importante es que no les cuento esto porque sí, se los cuento porque es tan impresionante que no puedo quedarmelo para mí solo. Traten de imaginar, de meterse en ese momento y díganme si no es para volverse loco. La feria es tan multitudinaria que la de Buenos Aires es un desierto, de verdad. Y eso que la mayor parte de la feria transcurre cerrada al público. Hay horas en las cuales estas reuniones se hacen por teléfono celular, porque una de las partes no puede llegar de un lugar a otro, en el mismo predio ferial. Je-je, una verdadera locura cultural, ¿no?
          ¿Se imaginan lo que los tipos como X de X anotan en su Palm o cuadernito Moleskine? Mientras escuchan a los M.S, atienden el celular, contestan MSN, piensan en cómo hacer para atravesar en menos de diez minutos los treinta metros que los separan de la próxima entrevista etc., etc., etc. ...puf. Yo supongo el siguiente resumen en la libreta de X de X para desenlace de nuestra dramatización:
“NN de M.S.” “Villa. Droga. Dictadura. Posible abuela lesbiana volando o teniendo sexo con elefante hembra”

          Ya sé en lo que están pensando. “¿Bueno, después de eso igualmente los X de X recibirán el libro, lo leerán y según la calidad de la escritura decidirán publicarlo o no?” Y... sí... y... no... un poco y un poco... Es difícil entender lo que buscan las editoriales acá. Primero hay que entender que Alemania es un sistema mucho más capitalista que el nuestro. Salvajemente capitalista. Es difícil que una  editorial tome el riesgo de un buen autor si no escribe policiales. Y rechazan muchos libros que les parecen buenos. O “Buenísimos”. Esa es la palabra que la gente de Shurkamp (editorial que viene en picada desde que el dueño murió y en la cual tengo publicado El origen de la tristeza) usó antes de decir que en La ley de la ferocidad “La historia era demasiado fuerte para lo que están buscando editar” y mandarme a la mismísima mierda.
          Ahora, si el libro es “lo que están buscando editar” y está mal escrito, no hay problema. A un traductor amigo, muy amigo, alemán también él y también muy aporteñado (un tipo que defiende y difunde la literatura latina a muerte, la buena literatura latina), le dieron a traducir el libro de un escritor mexicano, o de una escritora mexicana, ya ni me acuerdo (tengo en mente sólo la foto y creo que es una escritora con cara de escritor). El libro está escrito "como el culo" (según mi amigo) pero la historia le interesó mucho a la editorial XXX y decidieron publicarlo. Firmó el contrato para "traducir" y le dijeron: “Esto está muy mal escrito, pero tiene que quedar muy bien escrito”
          Entonces, en el caso alemán, el traductor no sólo traduce, si no que “Reescribe el guión basado en la idea original del autor ” palabras en perfecto español rioplatense que pronunció mi amigo frente a mi incrédula caripela.
          Y así iremos de Feria, con un catálogo que incluye a algunos y excluye a muchos, porque sería imposible, eso se entiende, llevarnos a todos. Con buenas ilusiones. Con mucha expectativa. Pero con las mismas pocas chances de siempre, porque así fue y será la vida del escritor, y mientras algunos mantendremos el precio a muerte otros se pondrán en mesa de saldo y lo largarán todo a 3 por 1 Peso. Bueno, perdón, por 1 Euro.

         Para finalizar les digo que los alemanes se cansan rápido, de todo, menos de subir las tantas escaleras que hay que subir en Berlín, eso sí (casi no existen los asensores ni los edificios de más de cinco pisos acá). Somos el país invitado de honor de este año y eso es la gran novedad. Lo fue todo el año porque hubo una enorme cantidad de eventos antes de la feria porpiamente dicha que es en agosto (en la primera foto estoy hablando en Bruselas "Literatura y memoria" como parte de esos  eventos pre-Frankfurt. En la segunda había tomado unas copas, jeje. Y en la tercera casi me ahogo). Y en todos estos eventos fue necesaria y obligatoria la figura del escritor argentino (tan traducido hoy al alemán gracias a la buena idea del Estado argentino de subvencionar a las editoriales pagando parte de la edición), una figura simpática y muy llamativa: la figurita del momento. Y por esa misma causa, porque nos ven  hasta en la sopa es que nuestra imagen esta destinada a envejecer frente a los ojos consumistas de los alemanes a la velocidad de la luz, bueno, no tanto, tal vez a la velocidad de la "Unificación Alemana" que fue bastante rápida también. Y el año que viene, cuando se desinflen los últimos globos celestes y blancos,  seremos mala palabra, como lo son hoy los escritores Chinos (invitados de honor 2009) y como lo es la vieja RDA. Así se vive y se muere en este reino de la pantalla plana y el  e-book, y la mar en coche.
          Pero hasta ese momento habrá mucho "Asado literario". Que se lo traguen y ¡salud! Me voy a dormir feliz porque goleó Uruguay y alguien a quien  quiero mucho está muy contenta y en su locura escucha bocinas de supuestos uruguayos festejando por Berlín. Y mañana juega el Messi de Diego!!!!!
Buenas noches, Felices Pascuas, la casa está en orden. Etc. Etc. Etc.
Ah: Que Pelé le pele el plátano a Platiní y se lo meta por el culo.



(Continuara con la entrega II  Toallín también escribió un libro)
        

5 jun. 2010

El hambre y las Ganas de Comer

Queridos amigos del blog.
Estoy a mil. De verdad. Sobre todo con la salida de mi nueva novela. Retoques, cambios, contrato, dossier, tapa, contra-tapa, solapa... tocata y fuga de una parte tediosa pero muy necesaria de la realización de un libro.Tediosa porque no es lo del escritor, porque uno ya está podrido, ya está escribiendo otra cosa, ya no quiere saber nada con la novela esa que "va a salir". Porque en rigor, YA SALIÓ, de uno, jeje... ustedes saben bien a lo que me refiero.
Por eso la borrada, aunque tengo muchas ganas de hablar (esto no es escribir, lo repetiré siempre) de Sergio Gaiteri, de José Campus. Los pongo de ejemplo porque preparo un especial de cada uno de ellos como hice con Liliana Heker.
Le pedí a Fernanda Trias que me escribiera algo, pero resulta que ella está a mil también, con la corrección de la versión definitiva de su novela La Azotea. Que de por sí ya estaba muy bien, pero que con todos los cambios y ajustes promete ser un texto maduro y demoledor. Lo digo porque lo vengo siguiendo de cerca, privilegios que tengo a veces con algunos escritores
Cuando ya desesperaba, y luego de la visita de Gabo a Berlín para charlar, pasear y hacer la gráfica de nuestro disco (para la cual mi querido amigo porteño-alemán: Timo Berguer trabajó tan talentosamente sacando fotos y Julieta Mortatti aportando sonrisas, ideas, y la capa) El hambre y las ganas de comer, me llega un mail de él con unas fotos sobre la Feria del Libro de Madrid.
Acá se los dejo. Y pego cuatro fotos, dos de esa feria, una mía tratando de no perder el control de la bicicleta (financiera) y otra más de Gabo y yo, haciendo el papel de estos super héroes: Hambre y Ganas de Comer, que no son la misma cosa pero se parecen bastante. A ver ... ¿quién es Hambre y quién Ganas de comer? el que acierte tiene un disco gratis.

Saludos y hasta pronto, Pablo



E-mail de Gabo Ferro desde la Feria del libro de Madrid

Querido Pablo: hoy fui a la Feria del Libro de Madrid, a conocerla y de paso para ver si encontraba tus libros y los míos.
No se si sabés como vengo con los libros; que salvando los que ya tengo y los que escriben o me recomienda la gente que quiero hace largo rato que no me pasa mucho con la lectura ni con los escritores. No se si será bueno pero este desinterés no me inquieta. Será porque me someto a cualquier estímulo que pueda volver a prender la gana para ver qué se escribe, qué se edita y quien se encarga de la escritura y quien de los trámites. Así que entonces, al menos una vez por semana, visito las librerías como mi abuela visitaba las iglesias: una tras otra para llevarse nada. Contándote descubro que además de ir a la Feria para pasear y buscar tus libros y los míos, la visito para ver si me estimulo, si me secuestra la conciencia algún libro nuevo o algún autor. Pido mucho lo sé; pero no le pido a los libros nada que ya no me hayan dado.
Entro a El Retiro en un día de sol con hombres, mujeres y niños sueltos o de la mano por todos los sitios, sobre el pasto, sobre los árboles y sobre sí mismos. Hace muchísimo calor pero lo disfruto pensando que a mí pronto me llega el invierno.
Llego a la misma Feria. En la primera caseta veo una fila larguísima que va a dar al sitio dispuesto para que el autor se encuentre con sus lectores para la consabida firma. Como en una de misterio jugueteo con adivinanzas de quien será la celebridad que ha puesto a tantos lectores a la espera y bajo el sol. Me estiro y leo: "Hoy llevate tu libro firmado por Snoopy". Y efectivamente, ahí estaba el mismo Snoopy en trapo y hueso vendiendo ejemplares como estampitas de San José un 19 de marzo. Saco el teléfono y le tomo la foto que te adjunto. Si esto comenzaba así entenderás que no iba a seguir andando sin el teléfono en la mano.
Y se abre la feria con una larguísima hilera de casetas a un lado y al otro conformando en el espacio intermedio un híbrido que resulta entre Caminito y pasillo de súper. Así caminan, mirando los estantes con libros casi como se mira la góndola de lácteos en un chino.
- ¿Tienes más de Coelho? −pregunta una lectora a un vendedor con el mismo tono que probablemente usaría para preguntar si le queda más Gruyere.
Pedir la obra de un autor no debería sonar como cuando se pide un queso.
Entre la masa de lectores que observa el trabajo de una globóloga montada a unos zancos un lector toca el brazo de una lectora con vestido verde con anteojos y pelo como de pubis sostenido por dos enormes hebillas verdes.
- ¡¿Pero que hace?! −le dice la lectora al lector mientras se quita los anteojos -¡Pero que morro! ¡Prefiero que me toque mi antiguo novio a usted!
Ante la soflama de la lectora afinada con un tono apajarracado, el lector comenzó a fundirse discretamente entre otros lectores cosa que puso a gritar aún más a la lectora con voz de pájarito caliente.
- ¡Pero ha visto usted! -me dice- ¡estaba completamente borracho y se venía riendo pero de ahí a sobarme! ¡A mí no me soba nadie! ¡Ha de ser colombiano! ¡Qué raza que debería borrarse!
Me habían contado que estas cosas pasaban por acá y por allá (Ver 1) pero nunca me habían pasado a mí. Le gruñí que ni la raza del diablo debería extinguirse. Algo me contesta pero no la entiendo. Al momento encuentra consuelo en la bien predispuesta atención de los lectores y hasta de la globóloga que desde su perspectiva marca al lector toquetón con el dedo para que la policía lo prenda.
Sigo mirando y buscando en las casetas pero de libros por ahora nada para mí. Me regalan una revista que dice "Nuevos editores para nuevos tiempos" y siento lo mismo que con las profecías de los magos, dicen que van a llegar pero no llegan nunca. Busco la nota de tapa y no está; semejante frase tirada en tapa como un slogan entre entrevistas, fotos y críticas que me suenan ya leídas y vistas. Las mismas poses entre afectadas y relajadas de los escritores los asimila; los iguala como si compartieran cierto aire de familia. La guardo para leerla luego y como si llevar una revista fuera una especie de contraseña; comienzan a entregarme en mano un ejemplar de Babelia, una revista Madrid 360, un ABC, un manual de promoción de la Nueva Gramática de la Lengua Española, una promo de El Capitán Calzoncillos, infinitos señaladores y un pequeño periódico del Centro Español de Derechos Reprográficos que arenga desde cada línea el valor de los derechos de autor y que quien piratea un libro es un delincuente. Un lector criminal; me vuelve el animo.
Pongo todo bajo el brazo para leerlo luego, supongo que en ese medio kilo de papel puede estar el libro, el autor o la editorial que vuelva a traer lo que tuve con los libros.
Hay en un costado una extensa muestra de fotos espaciales. Es dificil acercarse pues está lleno de lectores mirando. Lo mismo los baños químicos señalados para lectoras y lectores. Espero un rato por uno de lectores pero se habían colado algunas lectoras que se toman su tiempo. Las carpitas cerveceras revientan de lectores; lo mismo los carritos de helados, refrescos y bocadillos. Intento ver libros en una caseta pero es dificilísimo acercarse pues una lectora le describe algo a su compañera, supongo algo que ver con los libros allí dispuestos pero no; le recitaba su elenco de sandalias.
- Una con pulsera de cuero
- Treeeeees…. – le cantaban dos pequeños lectores el número de pares
- Una con detalle de bañadores
- Cuaaaatro….
- Una con flores doradillas
- Ciiiiiiincooo….
Aborto la visita a la caseta pues las lectoras no piensan moverse y la cuenta seguía. Ya estoy desanimado y salgo de la Feria unos pasos para tomar aire. Una chica me regala una pluma. La tomo, a la pluma, y tiro el medio kilo de papel que tengo bajo el brazo. Dejo a las lectoras y a los lectores para irme a tirar al sol entre los hombres, las mujeres y los niños porque a mí pronto me llega el invierno.
Ah! Tus libros no están; los míos tampoco

Notas al pie:
1- Gabo se refiere a Alemania, en particular a las cosas que a veces te dicen acá. A algo muy feo que me pasó con Neonazis.
2-La foto con Gabo y la mía en bici desbocada son propiedad de TIMO BERGUER
3-Las fotos de la Feria de Madrid son del propio Gabo sacadas con su teléfono