26 abr. 2010

Taquigrafía involuntaria

Estoy, como es habitual, perezoso para escribir. Mirando películas malas por internet. Goles del Diego, del Bocha, del Kum, de Palermo, de Román, etc. Hasta del Toti Iglesias, juro. Musicalizados o mudos. Quemándome las pestañas con la mala definición de youtube. Así estoy, en esta primavera fría de Berlín. Hoy me levanté con culpa (recuerdo a los que ya saben y aviso a los que no saben, que tuve una educación católica) y me dije: “Tomé esta responsabilidad de tener un blog: tengo que escribir algo. Al menos una vez por mes como prometí” Y la verdad es que el tiempo pasa, nos vamos poniendo viejos y... yo no escribo. Bueno, para el blog.
Escribir, en rigor, escribo. Respondo muchos e-mails por día. Tantos, que en el apuro,  la mayoría de ellos (me lo han dicho ya algunos amigos), son “inentendibles”. Gramatical, ortográfica y semánticamente, inentendibles. Es que yo tengo serios problemas a la hora de teclear mis pensamientos en computadora. Aún en este teclado, que le agregué a la notebook y que viene querer suplantar al teclado, tan maravilloso, de una máquina de escribir. Extraño tanto a mis máquinas de escribir (tengo, en funcionamiento, dos en Buenos Aires (de las cuales muestro fotos aquí mismo) y dos en Salvador de Bahia (las cuales tengo que viajar a recuperar el año próximo)). Al intentar escribir rápido suelo apretar dos teclas al mismo tiempo, o aún tres, y dado que apenas uno las aprieta las teclas de una PC responden (o sea, que no se puede apretar más profundamente una tecla que la otra, como en una máquina de escribir), se produce algo así como una taquigrafía involuntaria, que nadie más que yo puede entender y que siempre corrijo (cuando escribo ficción) en el segundo borrador.
En el caso de los e-mails, el tedio de tener que responder tantos, sumado a la ansiedad de hacerlo, al temor de ser maleducado y responder tan corto que quede desproporcionado en relación al recibido (digo esto porque generalmente la gente me escribe verdaderos pastorales), son una mala combinación para mí. porque escribo sin mirar la pantalla y aprieto ENTER voluntaria o involuntariamente (intenciones que muchas veces se me confunden) y andá cantarle a Gardel.
Por ejemplo, hace poco, ante las apuradas de Amalia Sanz, de LAMUJERDEMIVIDA, para que entregue la nota que salió en la última edición de la revista: Matrimonio SI – No, ¿la leyeron?, escribí un e-mail poco presentable. Yo estaba atrasado, y además no sabía qué escribir porque el tema, en principio, me parecía poco interesante. Amalia insistió e insistió, como debe hacer un buen editor al menos conmigo y logró que, sobre la hora, yo escribiera algo. A uno de esos "desesperados" pedidos por e-mail respondí lo siguiente:
Esto re complid  
ao
No me dejan en paz ni un misn uto
Festival ac´pa
Charla allá tengo los huevo sllenos y vos querés que para
Para esrivir un anota sobre le matrimonio
Tge mandaria ala ,ierda si no te quisiera tanto
Pero qcomo te quieo tanto
Mañana tenés lanota.
Traducción:
Estoy re complicado.
No me dejan en paz.
Festival por acá, charla por allá, tengo los huevos llenos
¿Y vos querés que pare para escribir una nota sobre el matrimonio?
Te mandaría a la mierda si no te quisiera tanto.
Pero como te quiero tanto, mañana tenés la nota.
Pero ojo, los hay peores. Este es un mail que lemandé a Sergio Blanco, un guitarrista amigo con el cual estamos preparando unos tanguitos, chequeando tonalidades y eso, para un futuro show:
Erp tncel tema
Estr dio tono arriba
Queda em alto
Jajalo unpoc,
Un semiotono estaeía beim
¿Se animan a traducirlo? Es fácil , hay que ponerle onda.
Bueno, encontrarán la respuesta al final de esta entrada.

También quiero decir que dejé a propósito la nota sobre Liliana Heker un tiempo largo. Para que sea leída por la mayor cantidad de personas posibles. Y que, en este tiempo, terminé la corrección casi definitiva de mi nueva novela En cinco minutos levántate María. En esta novela, María, la madre de Gabriel, despierta en la noche, esa misma noche que precede a la mañana en la cual su marido amanecerá muerto, y decide quedarse acostada en la oscuridad, reflexionando sobre su familia. En especial sobre su marido y su hijo Gabriel, ya que le preocupa mucho la relación entre ellos. Esta novela le daría punto final a la aventura de este querido personaje mío Gabriel Reyes (ojo, hay un a novela más, está muy avanzada, pero decidí no seguirla, y es la muerte de Gabriel, a los 74 años. Me asustó una amiga, Elsa Drucaroff, que me preguntó “¿No te da miedo de estar escribiendo tu propia muerte?” Y la verdad me dio miedo, es que no me había puesto a pensar en eso, nada más. Así que decidí dejarla para para mucho más adelante, aunque fue ese el proyecto que presenté a esta beca del DAAD. 40 páginas de esa novela que acompañaron a mis libros publicados). Pero por las dudas... no vaya a se cosa que Elsa termine diciéndome frente al jonca: "Te avisé".

Ahora espero la segunda devolución de mi editora para llegar a la versión definitiva. Mientras empiezo una etapa de dos novelas diferentes, una que sucede en la ciudad de Berlin, y otra en Caracas, Mérida y Londres. La segunda tendrá a un personaje real, conocido al menos en Venezuela, y mucho. Pero nada de eso voy adelantar por ahora, Lola (para los jóvenes, esto significa Lo-Lamento). Con respecto a esta nueva novela, falta un empujoncito más, y listo. El primero de Septiembre estará en las calles, espero que no literalmente, me refiero a que ustedes la lean y la tiren. Espero que eso no, che, es mucho trabajo.

Mientras tanto, en estos días, voy a terminar una entrada potente, de esas que esperan ustedes para nuestro blog. Estoy escribiendo sobre mi experiencia en algunos museos, sobre todo de Berlín. Sobre el profundo desasosiego que me deja en el alma esta obligación de la mayoría de la clase media europea a lanzarse hacia la cultura.
Voy a hablar de mi experiencia con la música Avant-Garde, una palabra que quiere decir algo así como vanguardismo. En la mayoría de los casos musicales ruido=vanguardia, me aburro=soy culto.
Voy a hablar sobre algunos que andan cacareando por ahí, un verdaderos sofistas del oficio (y digo sofistas en el antiguo sentido, peyorativo, que le daba Aristóteles, esté pasado de moda o no). Sobre todo quiero reflexionar sobre lo que ellos dicen, para molestar un poco a esta tibia raza de santurrones de la literatura, que no son más que mentirosos con facilidad de palabra, que hablan con desparpajo y dice que "No leen", como si fueran Fernando Vallejo, que murmuran sus burradas y sus obviedades desde la pequeña tribuna que les da la presentación de un librito, o desde el espacio que los bienvenidos amigos (siempre desparramados por algún que otro medio) le ofrecen en notas y centros culturales. Verdaderos pedantes rechonchos, estupidizados hasta la médula, que quiero desenmascarar. No porque vaya a nombrarlos, eso sería publicitarlos y yo no lo voy a hacer, sino porque voy a dar mi opinión, a tomar algún tema y retorcerlo, a intentar sacarles el jugo a esa naranja seca que tienen por alma, a dejar abiertas las venas para que sangren un poquito, aunque me cueste sangre a mí también. Como diría Tita: "Yo soy así"

Tengo en mente también:
1-Comentar algunos libros que leí últimamente. Malos, buenos, y muy buenos. ¿Les parece?
2-Un adelanto de mi nueva novela también podría ser. ¿Les parece?
3-Un adelanto del disco con Gabo Ferro. ¿Les parece?
4-Publicar un poema


Prometo todo esto en menos de dos semanas.
Un subida tipo Mega-Post. ¿Se dice así?
Prometo y prometo
Cumpliré.
Al menos esta vez
Saludos, pol ramos.

Solución a la taquigrafía involuntaria 2:
El tercer tema
Está medio tono arriba
Me queda alto
Bajalo un poco
Un semi-tono estaría bien

15 comentarios:

Estrella dijo...

Me anoto con tus comentarios sobre tus últimas lecturas y con el adelanto de la novela.
En cuanto a la taquigrafía involuntaria, es mal de muchos, qué se le va a hacer.
Leí todas tus novelas. Siempre a la espera de más.

Lautaro dijo...

espero el punto 4 de tus promesas más que a ninguno.
un fuerte abrazo sarandinense,
LAUTARO.

Alejandro Eugenio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro Eugenio dijo...

pALBO que beuno que todo marche bein por allá.No veas mas video s! tma un tren,el KUN esta crca,y como cocinero te reocmendo la kartoffelsalat(esto si se escribe así).Ojala sga tdo bein en el hemesfeo norte.

PD:escribi asi para que te sientas menos solo!
abrazo,ale.

Demiurga dijo...

Siempre cosiquisiando palabras, me gusta tanto leerte!
Hola, Pablo.
Desde La Rioja, esta demiurga te saluda.
Beso grande para vos.
Fabi.

Santi dijo...

Si estás viendo videos de Riquelme, quiere decir que estás bien. Porque no dijiste Messi: dijiste Riquelme (y ya sabemos que Riquelme está sentado al lado de D10S).
Espero los comentarios de las novelas que leiste ultimamente y el adelanto del final (por ahora) de la saga de Gabriel. Como retribución va esto:

http://www.youtube.com/watch?v=2FCZGsS8tts

Un abrazo grande. Santi

Fabian Martinez dijo...

Cuánta producción¡He leído gran parte de lo que nos ofrecés. Y el blog es la frutilla del postre.Desde la tierra del sol y del buen vino, un fuerte abrazo. Fabián un fiel seguidor.

Nahuel Aciar dijo...

Desde San Juan(Argentina) te escribo. Soy Nahuel, Aciar.Fui alumno de tu taller.
No sé cómo llegué aquí. Pero me sentí excelente al leer todo lo que has subido al blog. Espero seguir leyéndote. Un abrazo cuyano...

Tachito dijo...

Me gusta la idea de que suba una poesía, también quiero leer la crítica al onanismo cultural de los europeos. Por si no lo pudo leer o ver le dejo una declaración de Maradona que nos hizo reír mucho a mis amigos y a mí: "También en ese charter íbamos a llevar a los spárrings, la utilería, la carne...".

Frailejón Desnudo dijo...

Uhmmm... Me siento un poco intruso al meterme por acá, luego de ver comentarios tan saludables (por la cantidad de saludos que te hacen). Pero no importa; imagino que ésa será la ventaja de internet, que abre camino a los anónimos como yo para comentar y construir en muchas partes... Bueno, paso a lo que quería compartir. Ya que dices que extrañas tus máquinas de escribir, podrías tener una excusa para sacarlas a pasear siempre, conectando una máquina de escribir a un portátil como si fuera un teclado USB:

http://www.microsiervos.com/archivo/hackers/vieja-maquina-escribir-teclado-usb.html

Lo interesante es que la máquina que se modifique no recibiría grandes cambios, seguiría siendo la de siempre... No se si esto se consiga fácilmente en el mercado, pero ahí te dejo la inquietud.

Ah, como también quiero ser saludable, te dejo saludos desde Colombia. Gracias por tus cuentos.

Silvia dijo...

Pablo, Pol, Pablito! estás ahí?
Va un consejo (no mio) que tal vez te venga bien para justificar tanta voluntad dispersa (aunque la intención del Sr. Bolaño era más bien provocar carcajadas y de paso dejar en evidencia a los idiotas sin sentido del humor, o sea aquellos que se tomaban sus dichos seriamente al pie de la letra). Pues aquí me delato y copio textual su consejo:
"Nunca aborde los cuentos de uno en uno. Si uno aborda los cuentos de de uno en uno, honestamente, uno puede estar escribiendo el mismo cuento hasta el día de su muerte. Lo mejor es escribir los cuentos de tres en tres, o de cinco en cinco. Si se ve con energía suficiente, escríbalos de nueve en nueve o de quince en quince. Cuidado: la tentación de escribirlos de dos en dos es tan peligrosa como dedicarse a escribirlos de uno en uno, y además lleva en su interior el juego más bien pegajoso de los espejos amantes: una doble imagen que produce melancolía¨.

Mientras espero el SuperMegaPost, estoy leyendo Zona de Clivaje: UNA MARAVILLA...el libro y su autora. Gracias!

Juan Secaira dijo...

estimado Pablo: saludos desde Quito-Euador, un gran gusto leer tu blog. Acabo de terminar tu novela la ley de la ferocidad, me ha dejado impresionado, en shok, qué gran historia; súper identificado además.
Bueno, un saludo.

Norah dijo...

Fui al recital de Gabo, el mes pasado, donde adelantó temas. Me llamó la atención "Hada Narcotica", creo que se llama así.
Un saludo grande!


pd: salió campeón Argentinos Jr, ya que hablaste de fútbol, recordé eso.

Nuncio dijo...

nora, la novia de fede. esto de Internet es una cosa de locos (?)
pá, responde los mails y escribi algo copado.

Pacho Restrepo dijo...

Yo me pregunto, Pablo, cuantas personas arreglan máquinas de escribir. Que será del mundo cuando muera el último con ese conocimiento.