13 ene. 2010

Por qué este blog


Todo lo que hice en mi vida, al menos hasta ahora, desde haberme ido de la casa de mis padres cuando me fui, hasta haber caído parado en esto de la escritura, lo hice como reacción a un malestar. El mismo malestar que nunca me abandonó, que nunca ha dejado de causarme problemas, ni siquiera ahora (me refiero a Berlín 2009-2010, donde no debería tener problemas). Yo siempre me busco los problemas, el malestar me los busca, para que lo recuerde y lo encare: para que me siente a escribir.
            Sentarme a escribir es hoy mi vida, al menos la parte más importante de mi vida. Es el lugar al cual me mandan mis hijos, mi novia, mis amigos más íntimos, esos que me conocen mejor que nadie, mi psiquiatra. Porque si no lo hago lo demás sale mal, si no empiezo en el principio termino en la lona. Sentarme a escribir es el único lugar donde el malestar sigue pleno pero no necesita nada, porque es el lugar propio del malestar. Quiero decir que al sentarme a escribir lo que en realidad hago es sentarme a hablar mano a mano con el monstruito, que pasa a no serlo tanto al ser atendido.
            Hoy me siento como nunca con una obra por delante, una obra tan ambiciosa que no sé si me alcanzarán las pocas décadas que me quedan para escribirla. Es que me harían falta dos vidas para hacer la mitad de lo que planeo hacer. Y bueno, más o menos esto: acabo de terminar con la historia de Gabriel, por fin, con la novela que publicaré a mi vuelta en este 2010. Corrijo mi segundo libro de cuentos, escribo una saga juvenil con Rolando como líder de un grupo de héroes que van a ayudar a devolverle la democracia a Argentina (tres libros que narran aventuras fantásticas de indios y brujos y malvados en los años 80, 81, 82 respectivamente), escribo también un libro de crónicas de adictos en recuperación, una novela sobre un escritor venezolano, y una novela sobre la ciudad de Berlín. Todo eso, todo junto, además de trabajar en un disco con Ernesto Snajer y en otro con Gabo Ferro. Es mucho, y a veces necesitaría más, porque es la única manera en que puedo dormir tranquilo, en que puedo perder el tiempo sin preocuparme, sabiendo que tengo demasiado para hacer. Es raro, lo sé, pero es verdad. 
            Y... a decir verdad… ¡hay más! La arquitectura de la mentira: un libro sobre el oficio de escribir, un libro que todas las personas que tomaron curso conmigo en Argentina, Venezuela, Colombia, Guatemala, México, Ecuador y Chile, y hasta mis dos alumnas de Estados Unidos y ahora una en Berlín, esperan con ansias. Un libro del cual hay mucho escrito, demasiado, y donde el simple hecho de encarar la organización de esos mamotretos me da vértigo. Al mismo tiempo es un desafío hermoso, porque el libro debe tener alma de arcilla que nunca se endurece, debe sugerir al oído verdades tan personales que se moldeen a la primera mirada fuerte del lector, que puedan interactuar con su necesidad, con lo que él busca. Por eso creo que puede llegar a ser un libro de cierto valor para quien se esté aventurando en la misma empresa: escribir. Pretendo un libro fuerte, que se banque la pisada del otro, que sacrifique su razón para ayudar al otro a fundar una razón propia.
            Este libro va a recibir la colaboración directa de dos personas, en dos planos diferentes:  Pablo Delgado, quien desinteresadamente se ha tomado y se tomará la molestia de grabar y desgrabar talleres, charlas y un extraño diario sonoro que llevo desde hace un tiempo, muy de tanto en tanto, y que son puras reflexiones sobre los pormenores del oficio; y la escritora uruguaya Fernanda Trías, quien va a ser la que ordene y guíe los ensayos que escribí y que escribiré, la que seleccione los ejemplos prácticos tomados mayormente de la clases que di por internet, y quien ha pensado por primera vez en la posible forma que tomará el libro. Ella está guiándome en todo, de la misma manera en que lo haría un editor de primera línea, o una buena esquina en el box. Con opiniones fuertes, con fundamentos, con hambre de verdad. También ella va a escribir directamente en este blog.
            El blog, entonces, se me ocurrió como un lugar de ida y vuelta con mis lectores, sean escritores o no. Va a ser el lugar donde haga el calentamiento del libro, algo así como el ring donde haga guantes con mis sparrings: ustedes.
            Cosas importantes:
            La actualización del mismo va a ser mensual, pero mucho más no puedo prometer.
            Parte de las cosas que encuentren aquí las encontraran, modificadas o no, en el libro. Otras nunca verán la luz más que en este sitio.
            Lo que publicaré en el blog será variado y hasta caprichoso, desde opiniones sobre los que he leído últimamente (críticas buenas o malas), hasta avances de cosas a publicar en el futuro por mí, por Fernanda o por la gente que yo quiera mencionar por la simple razón de mi gusto personal.
            Habrá lugar para los comentarios, y para el debate también. Pero voy a moderar ese espacio para que no haya insultos y mucho menos estupideces. Los insultos a la inteligencia son lo que más abunda en los blogs, y son los peores insultos, ¿no?
            Este va a ser un espacio de oralidad plena.
            No voy a poner blogs amigos, porque yo no miro blogs, y si bien eso puede sonar a arbitrariedad o a soberbia, creo que me exime el hecho de que dirijo este blog principalmente a las personas que hayan conectado conmigo. Nada más. No soy una persona que se preocupe mucho por parecer democrático, y me importa muy poco lo que piensen de mí.
            Entonces quien quiera, adelante, y el que no, a buscarse otro lugar, que agujeros sobran.

Post Data: Gonzalo Heredia se enojó con razón, porque no puse en esta nota que en 2011 vamos a estar con las adaptaciones de mi libro de cuentos: teatro y Tv.  Tomara  seja asim.

39 comentarios:

melba dijo...

Qué alegría poder seguirte desde aquí, Pablo. Y poder leerte a menudo. Celebro los libros que has escrito y, por supuesto, los que están en el horno.

Diego dijo...

Adelante, entonces. Salud, Pablo!

Ursula dijo...

Hermoso texto introductorio. Siempre superando lo que una espera de usted, Ramos.
Desde Quito, Festejo el blog.

Anónimo dijo...

Pablo Ramos...brindo entonces por ese malestar que nos motiva, que nos conecta, que nos hace ser quienes somos!
A la espera de "La arquitectura.."
Cariños
Andrea.-

Leonardo dijo...

Esperemos y veamos, entonces.

Nat dijo...

Muy bien! Buen cimiento para La arquitectura de la mentira.
Si es desde aquí desde donde hay que seguirte, acá estoy. Besos!
Nati Morandeira

Francisco dijo...

Muy chévere la idea, adelante con el blog...

Nuncio dijo...

esta buena la idea pá. abrazo.
nuncio.

Anónimo dijo...

Pol, me parece super!! Estaremos en contacto desde aquí. Me apabulla tu productividad FELICITACIONES. Ivón

raquel dijo...

Vamuarriba, Pol, tenés mucho trabajo por delante, una suerte para todos. Gracias y abrazo, Raquel.

Anónimo dijo...

Es una suerte el blog, tanto como fue tenerte aquí en Mérida, eres Chévere Ramos, siempre te recordamos aquí.
¿lo del escritor venezolano?
¿Será una escritora? Ya sabes a quién me refiero, ¿no?
Angélica

Anónimo dijo...

Felicidades señor... disco con Gabo!!!!!!!!!!!! Por Dios... usted y él son los únicos 2 artistas que me acompañan hoy... no pude creerlo cuando lo leí. Salute!

nachoizaguirre dijo...

voy a estar al tanto en este huequecito en la red, me parece interesante la propuesta.

Leí tus notas en LaMujerDeMiVida, en la época que pasaba mis días en un psiquiátrico, por lo que me resultaron terapéuticos (escribo esto desde mi casa, siguiendo un tratamiento).

Llegué acá gracias a un link que dejo Gabo, otro artista al que sigo.

Un abrazo desde Bahía Blanca

GEORGIA dijo...

Un privilegio haber sido una alumna tuya y de conocer tuslibros, me ayudaó mucho a replantearme eso de escribir el haber asistido y participado de tus conversatorios porque no fue solo un taller sino un aprendizaje de vida. Seguiré este blog con mucho interés y estaré atenta a la salidad de tus nuevas publicaciones que espero lleguen al país
Felicitaciones
un abrazo desde Mérida

Georgina Uzcátegui

GEORGIA dijo...

Gracias por ese escritor venezolano que tu darás a conocer a más gente en el mundo.
Espero impaciente ese libro aunque todo lo demás es bienvenido con alegría y agradecimiento, en especial "la arquitectura...".
feliz semana

Fragmentada dijo...

Hola Pablo
qué bueno pinta este blog! estaré leyéndote paso a paso, maestro.
cariños muchos y un gran beso
gabriela labeiby

Daniel dijo...

Bueno, bueno, bueno. Al menos, de tanto en tanto me llega una buena noticia. Un abrazo, hrmano. Daniel el adiestrador

Pablo Bromo dijo...

Saludos hermano,
Toda la fuerza, la luz y la rebelión para tus siempre bienvenidas letras.

Un fuerte abrazo, estaré pendiente, P.

Anónimo dijo...

Te leo desde hace tiempo, espero la saga juvenil...suena original y saliendo de tu pluma me quedo como jubilado en la puerta del banco...esperando

felicaria dijo...

¡Pero qué bien! Te daría la bienvenida a la blogosfera si estuviera ahí, pero entonces le doy la bienvenida a tu blog en mi pantalla. Con mucha alegría. Lalalá.

Carito dijo...

sin llegar a una comparación, tenes ese encanto tan particular que tenía Fernando Peña..

Adelante.. vamos a ver que tan encantador podes ser!

Carito

Ø dijo...

Una buena decisión.

Abrazo

Marina dijo...

Pablo que bueno tenerte por estos pagos del blogspot! bienvenido y éxitos
abrazo!

Karina dijo...

Que capacidad extraordinaria de aparecer justo cuando se te necesita... no me di cuenta que tenía sed hasta que me diste este vaso de agua...de la blogosfera solo me quedo con la parte final, por empatía con la palabra nomás, pero en esta me prendo, viajo con vos hasta la terminal. En mi vida hay un antes y un Para Siempre con Pablo Ramos. Ya me compré los lentes para que no se me canse la vista de leerte. Un beso enorme! Ka

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Cuanta producción, loco: felicitaciones. Está bueno eso del malestar como motor, tiene que ver con vos y también con la literatura.

Te mando un abrazo grande, Mariano.

Fabián Coelho dijo...

Hola, Pablo.
Estuve en un taller contigo en Mérida. Espero que estés muy bien, claro, y agradezco la idea del blog y te cuento que democráticamente lo puse a rodar entre mis contactos, que no son los mismos tuyos, pero también vale si te quieren seguir. La razón de este extenso comentario es: ¿sobre qué escritor venezolano específicamente será la novela? ¿Es real o ficticio? Y si es real, ¿se puede saber su nombre? Curiosidad, simple curiosidad...

Silvana dijo...

Una semana antes de morir, el escritor Héctor Lastra -con quien había hecho un taller- me llamó para preguntarme si estaba escribiendo y me recomendó leer tres libros: "Blonde" de Joyce Carol Oates, "Cuentos completos" de Luisa Valenzuela, y uno tuyo, "El origen de la tristeza". Todavía estoy dando vueltas para evitar enfrentarme con mi propio monstruito, y sigo escribiendo noticias en un diario. Pero leí los tres libros, y los disfruté. Gracias por el texto que escribiste.

MW dijo...

Hola Pablo! me encantan tus valiosas reflexiones. Yo hace un par de años ya que voy al taller del gran Guille en la UNLA y puedo asegurarte que es tan, pero tan cierto lo que decís... pero cuesta, cuesta un montón.Es muy difícil que un escrito tenga la fuerza que tiene tu Ley de la Ferocidad , creo que es único.
A los cuatro años aprendí a leer desde entonces no paré de hacerlo. Ahora con Guille estoy aprendiendo a escribir. Mandé a algunos concursos pero no me sirve, me doy cuenta de que lo que ecribo o es un bodrio o no le gusta a las señoras almidonadas y compuestas de los jurados... y mis compañeros de taller y Guille me quieren tanto que siempre les gusta lo que escribo, aunque a veces escribo cosas terribles, pero no logro el peso y la fuerza que desearía.
Es más difícil decir las cosas con crudeza y con fuerza sufuciente como para impactar en el otro, que adornar lo que se quiere decir con metáforas pedorras.

MW dijo...

Pablito: Yo coincido con que la literatura es el arte del buen mentir, pero Daniel Penac dice que "la imaginaacióan no es la mentira" ¿qué opinás?

MW dijo...

Pablo espero que te vaya bien en Berlin, que no te hagan hacer prendas muy difíciles ja ja

sannico dijo...

Ramitos querido! el turu me conto lo del blog (tipo actualizado si lo hay) Aqui estare cada vez que "la arquitectura" tenga algo para decirnos. abrazo. sannico

Samuraira dijo...

Hola, ignoro quién sos, me refiero a que no he leído tus libros, pero adhiero a esta convocatoria: el menú me recuerda a esas viejas cartas de restaurant donde se invita a tomar una bebida 'espirituosa'.
Bebamos las destiladas a la espera de Godot.
Saludos
Samuraira

Lucas A. dijo...

Grande Pablo!!! Felicitaciones por el blog, pasaremos a leer y a leerte. Muchos éxitos en Alemania, también.

Esperamos verte pronto nuevamente por los barrios.

Un abrazo fuerte!!!
Lucas A.

Osvaldo Quiroga dijo...

Hola Pablo, soy Osvaldo Quiroga. Excelente el blog. Mañana voy a recomendar en Canal 7, a las 9.30 de la mañana, tu libro "La ley de la ferocidad", que siempre me pareció un texto estupendo, escrito desde las mismas entrañas. No creo que la televisión sirva para mucho, pero si logro que la gente se acerque a tan buena literatura duermo con la satisfacción del deber cumplido.
Un gran abrazo

Anónimo dijo...

Pablo: siempre que puedo te busco. Porque marcaste mucho un momento de mi vida y lo seguís marcando cuando te leo, cuando te releo. Cuando toco esas canciones que compuse (o me ayudaste a componer o incluso compusiste vos haciéndote el distraído) con vos en ese subsuelo del Kenny Bar.

Y hoy me encuentro con este blog. Con que vas a grabar un disco con Gabo!!! Espero con ansias tu nuevo libro, espero que cuando vuelvas nos podamos cruzar un rato al menos.

Un gran saludo
Sebastián, ya médico...

Milena dijo...

pablo, te encontre aca y me alegro mucho que estes bien, escribiendo mucho y con tantos proyectos!!! por donde andas?? desde sarandi te mando un abrazo enorme y espero pronto noticias tuyas

Anónimo dijo...

buenos su espacio online es muy trabajado, ve tambien mi espaço en http://www.betraiser5eurosgratis.pokersemdeposito.com/ de descargar Poker y escribe tu impresiones para trocarmos links!
Adios

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el articulo, muchos saludos desde Chile!

Gabriela dijo...

Porque a la mayoria de la gente les pasa que esperan a estar mal para generar cambios ,a mi tambien me pasa te mando saludos.Hace poco que me estoy interesandome x tu escritura.