29 jul. 2017

volviendo al viejo blog

  Efecto Mortal

 “El hombre es el animal que cuenta”; lo dijo Abelardo Castillo y, entre otras tantas definiciones posibles de lo que puede ser el hombre, es la que yo elegí para mi vida. Y el hombre cuenta un cuento, porque su extensión, entre otras cosas, está más adecuada a la paciencia que puedan tener los demás,  y ésta, sabemos, ha de ser limitada.
Cualquier sensación, cualquier desasosiego, cualquier recuerdo fugaz, cualquier pérdida; toma enseguida para mí la forma de un posible cuento. Si crece, me veo en la urgencia de llenar los baches erosionados por el tiempo con mentiras, y en esas mentiras me veo tentado a buscar la belleza, belleza que muchas veces existió y que otras no tanto pero que yo siento que tendría que haber existido.
Siempre sé el final. Ahí nace para mí el cuento. Y sé que en la cadencia de las últimas palabras, quién lea, caerá dulcemente en la trampa que le he tejido. Trampa que como una tela de araña tiene que tener el equilibro perfecto de blandura y resistencia, la tensión exacta, el tono justo, la invisibilidad imprescindible de los puntos de apoyo y de costura. El lector, que pertenece a la misma especie animal que el narrador, tiene que recostarse cómplice en esa trampa, sabiendo lo que es, participando de lo que le espera, temiendo, en realidad, que no exista la araña o que la tela no resista. No es un suicida, es un buscador de eternidad, un cazador de emociones.
Para este juego de a dos, no se me ocurre más que pensar en un cuento. En mi caso El origen de la tristeza (novela) surgió como uno; pero se extendió y necesité tres puntos de apoyo muy visibles para llegar a un final, necesité estructurarla como tres cuentos largos; quizás por mi impericia, quizás porque hasta ese momento sólo había escrito cuentos, que son muy valorados por mi editora (sea dicho de paso ya que es verdad y que no es muy común en el mundo editorial) y que, gracias a ella, serán publicados en Julio de este año.

Sin embargo pienso que no es mejor un cuento que una novela por el simple hecho de ser más corto o por ocupar, dentro del corazón de los escritores argentinos (del mío también), un lugar de privilegio. Sí, es más conciso y por lo tanto más posible de contar. Sí es, para mí, el género ideal, ya que junto con las posibilidades de la narrativa guarda, todavía, encerrada en la raíz de su realidad unidireccional, el efecto mortal de un poema.   

14 oct. 2016

¿Premio Noble?


Y EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA ES PARA ... Bob Dylan!!

,
Oh, ¿Dónde has estado
mi querido hijo de ojos azules?
¿dónde has estado,
mi joven querido?. 

He tropezado con la ladera
de doce brumosas montañas,
he andado y me he arrastrado
en seis autopistas curvadas,
he andado en medio
de siete bosques sombríos...

Y es parte de una linda letra de una linda canción. Tal vez como poema, si estuviéramos en el siglo XIX y Edgar Allan Poe jamás hubiese existido podríamos considerar un premio al poeta. Pero ya es medio raro escribir así, aunque a mí me gustan ese tipo de poemas. Sobre todo ese tipo de letras, metidas en una melodía. Ahora ¿El PREMIO NOBEL de Literatura? ¿El que no le dieron a Onetti, ni a Borges? No sé si deprimirme o sentir como argentino que tenemos una oportunidad. Tal vez, dada esta importancia a las letras en el rock, tengamos un futuro Nobel en Fito Paez, si se decide a seguir escribiendo novelas. O… mejor no. Tal vez sería mejor seguir así: sin Nobel.

Yo no soy un fanático de Dylan, de Dylan Tomas sí, pero de Bob no tanto. Él tampoco necesita que yo lo sea. Me aburre mucho, sus melodías me parecen repetidas, monótonas, anti-musicales (como le diría Eddie Pequenino al cordobés de Olmedo) pero reconozco que no o pueden entender, ello lo adoran. Excepto el Chino, que piensa como yo. Y si a la mayoría le gusta, supongo, que es un gran músico,  que soy yo el problema. 
En el listado del premio, estaba entre otros Murakami, que muy pal premio no es. Prefiero a Bob... Marley. Pero había otro que se olvidaron de leer. Digo yo…  Phillip Roth.

¿PHILLIP ROTH? 
¿Hermano de Cecilia? 
No, no. Un escritor

Uh, ¿Escribe? ¿Qué canción escribió? 
No nos dimos cuenta, no tuvimos tiempo de leerlo. 
Uno no puede leer todo a la hora de dar un premio de un millón de dólares que se supone prestigioso.

¿Elegía?
¿Patrimonio?

En que tonalidad está. ¿Está en La menor? ¿o en LA?
en LA, LA CONCHA DE TU MADRE me gustaría gritarle al jurado
a ver...

de Elegía (la hija del muerto dice esto en su funeral)

“Mi padre quería a sus padres y debía estar cerca de ellos. Yo no deseaba que estuviera solo, enterrado en cualquier parte. —Guardó un momento de silencio para serenarse. Era una mujer de unos treinta y cinco años, de facciones delicadas y belleza sencilla, como la de su madre, y no imponía con su presencia, ni siquiera daba una impresión de valor, sino que parecía una abrumada chiquita de diez años. Se volvió hacia el ataúd, tomó un puñado de tierra y, antes de dejarlo caer sobre la tapa, dijo pausadamente, todavía con el aire de una muchacha perpleja—: Bueno, esto es todo. No podemos hacer nada más, papá”

Dios Santo, quien no sienta y entienda que esto es GRAN LITERATURA, haga de cuenta que no acaba de leer nada. ¿Total, a quien le importa todo esto?


13 jun. 2016

Asunto de Familia

Escuchar un concierto con buenos músicos en vivo es uno delos placeres más hermosos que nunca dejo de darme en esta vida. Pero este concierto, realmente, además de extraordinario,fue para mi, el más maravilloso regalo de 50 años que pude soñar recibir.
Yo tengo un hermano que la vida me dio hace más de 40 años: Ernesto Snajer, a mi manera de entender la música, uno de los compositores,instrumentistas e improvisadores más valiosos que dio la música popular argentina. Un verdadero genio.
Siempre soñé y suelo tocar con él, a veces lo hago, más vale,porque es mi hermano, no por merecimiento musical. Y a veces hasta afino la guitarra para un show y luego ni me animo a agarrarla. Me pongo nervioso y toco mal,muy por debajo de lo que puedo tocar si él no me estuviera escuchando.
Pero la vida es maravillosa, mi hermano tiene un hijo, Camilo, un  niño idéntico a él, de un enorme talento musical. Y yo, además de Nuncio y Antonia, lo tengo a Julio, de la misma edad que Camilo, casi, de un enorme talento musical también. Y ellos son como hermanos, y tocan juntos, y la están rompiendo pese a su corta edad de 18 años. Y conocieron a un misterioso holandés que desembarcó en La Paternal y toca el saxo soprano como los dioses.
la cosa es que este es el primer concierto de Camilo Snajer con Julio Petitto (mi hijo, con mi apellido paterno claro está) y la devolución queme hace la vida es que tocan, por mérito musical, con Ernesto Snajer. Que nunca juega amistosos ni por asomo, que sale a torearlos con todo,y les exige porque sabe que ellos dan y ellos dan y dan música. No escalas, ni arpegios, músicas. Tanto Camilo como Julio, gozan y te hacen gozar cuando tocar. Son finos y personales, introvertido mi sobrino, extrovertido mi hijo. 
Este músico del mes es para ellos dos, y para Ernesto y yo, Panchi y Malena, Verónica, Lula, hermanas, hermanos,cuñados, cuñadas, abuelos y amigos. Porque pese a estos tiempos del no te metás, nosotros, de alguna manera, revindicamos la manada, la gran manada, que cría y comparte la crianzas de sus cachorros. Que tratan de que se queden con algo valioso de verdad,más allá del dinero, de la obra social, de la ropa.
les dejo un tema que compuso mi hijo JULITO
se llama P.I.S. y está dedicado fallecido genial pianista Horace Silver, y en clara alusión a su tema PEACE.
Una belleza.
ah, le pusieron al improvisado grupo ASUNTO DE FAMILIA, jejeje y adoptaron al holandés FRIDO.


1 mar. 2016

LOS PERCANTOS RODADOS EN CAFÉ DE LOS PATRIOTAS

SERGIO BLANCO Y PABLO RAMOS
Somos Los Percantos Rodados,
un dúo que a veces es trío.
Y a veces cuarteto, qué sé yo, lo que vaya pintando.
Mi querida Ana Sosa Iturralde, nos sacó la foto con su ojo mágico.

presentamos DE AMOR DE LOCURA Y DE MUERTE
NICASIO OROÑO 2200 LA PATERNAL HOLLIWOOD